ASESORÍA JURÍDICA


PELIGRO AL RENOVAR LA PÓLIZA A DAÑOS PROPIOS DEL AUTOMÓVIL
SE PAGA MÁS POR MENOS, ¿¿UN TIMO??

La campaña de informacion sobre el siniestro total impropio, se inicia tras conocer que las aseguradoras pactan rebajar las indemnizaciones de los vehículos accidentados sin culpa de su conductor, ofreciendo sólo el valor venal del automóvil, y ni siquiera el de mercado cuando el perjudicado no tiene ninguna culpa, aunque la Ley dice que ha de pagarse TODA LA REPARACION, con alguna excepción.

Hemos observado que muchos automóviles siguen con seguro a Todo Riesgo pese a que tienen antigüedades superiores a 8 años, y cuando tienen un siniestro, su propia aseguradora lo califica como siniestro total porque la reparación supera el valor del 75% del propio vehículo. Así está pactado en la póliza y así lo aplican.

El caso es que el cliente está pagando por su póliza a Todo Riesgo una cantidad similar a la que pagaba cuando su automóvil era casi nuevo y valía el doble o mas que cuando es antiguo. El usuario no se entera porque al renovar la póliza no pregunta qué vale su vehículo.

Las pólizas de seguro se renuevan automáticamente salvo que al menos 2 meses antes de su vencimiento, el asegurado no se de de baja o discuta las condiciones de su póliza. Se puede discutir o darse de baja mucho antes de esos dos meses, aunque el efecto será cuando la póliza venza.

La aseguradora NO informa al cliente de  todas las condiciones económicas de su póliza salvo al contratarla por primera vez; luego sí le indica la prima de seguro que paga pero NO le informa de cuál es el capital asegurado; así en las renovaciones mientras la prima se mantiene el capital asegurado se reduce, y el asegurado no se entera de que paga más por menos.

El artículo 60 del R. Dec. Leg 1/2007 de protección al Consumidor modificado ahora en la Ley 3/2014 exige que se dé esa información, las características esenciales del contrato en particular las condiciones jurídicas y económicas, y de los bienes y servicios, antes de cada contrato, y una renovación es en sí misma un nuevo contrato. La Ley del seguro de 1980, no obliga a desglosar en el recibo la prima de cada cobertura, sólo la de defensa, per la Ley de Consumidores no excluye de su actuación a los servicios financieros y de seguros y puede preguntar en cualquier momento, qué capital tiene asegurado y pedir respuesta por escrito..

Un vehículo se deprecia por su uso y por su antigüedad, pero las primas de las pólizas a daños propios se mantienen con lo que la proporción de pago por valor cada año es más cara para el usuario. Se empieza pagando p.ej 600€ por un vehículo que vale 10.000€ y al cabo de 6 ó 7 años ese vehículo vale unos 3.500€ y el usuario puede seguir pagando cerca de los 600€.

No parecen seguir ninguna reducción proporcional de prima/capital aunque los riesgos generales de circulación son menores por la bajada de accidentes y el mismo menor valor del vehículo

En caso de siniestro al cabo de 3 años o más de la primera contratación, le indemnizará por un supuesto valor venal que muy probablemente no mantiene la proporción prima pagada capital asegurado inicial.

El usuario ha de recordar que antes de cada renovación debe informar a su aseguradora de cuál es el valor de su vehículo cuyos daños asegura y exigir que así conste en el recibo. Sólo así podrá comprobar la adecuación del valor que paga al que asegura.